Dominga y su apuesta de prosperidad social

17 julio, 2018

Columna de opinión de Armando Siña Gardner, Vicepresidente de Comunidades de Andes Iron

Durante el 2017 fuimos testigos de una transgresión a la institucionalidad ambiental. En la votación de la Comisión de Evaluación Ambiental Regional del proyecto minero portuario Dominga, en marzo y, posteriormente en Santiago, en el Comité de Ministros, se produjeron situaciones que provocaron un daño a nuestra institucionalidad.

En abril de este año, el Tribunal Ambiental de Antofagasta declaró ilegal ambas votaciones, ratificando la arbitrariedad incurrida en las dos instancias, ordenando retrotraer el proceso y volver a repetir la votación en la región de Coquimbo.

Estos rechazos produjeron un impacto directo en las expectativas de la comunidad de la región de Coquimbo y especialmente de la comuna de La Higuera. Pese a ello, como Andes Iron hemos continuado nuestro trabajo con la comunidad, ya que tenemos el profundo convencimiento de querer fortalecer y profundizar nuestra propuesta social con los habitantes de la Comuna.

Creemos en una relación asociativa y transparente, es por ello que defenderemos y cumpliremos todos los compromisos adoptados en el Acuerdo Marco, firmado en octubre de 2016, con los vecinos de la comuna de La Higuera, así como también las medidas planteadas en el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto.

Nuestro propósito es promover y contribuir al desarrollo sostenible e inclusivo de los habitantes de la Comuna y la Región, en una relación que deja atrás la transaccionalidad y el asistencialismo, que no busca resolver un conflicto ni beneficiar a un grupo en particular, sino que promover el bienestar de todos quienes habitan en este territorio.

Tenemos el más profundo convencimiento, que la prosperidad de la comuna de La Higuera es parte de la prosperidad de Dominga.

 

Armando Siña Gardner
Vicepresidente de Comunidades
Andes Iron